OFTALMÓLOGO RECIBE VACUNA DE COVID-19 Y SE VA DE FIESTA A LA PLAYA

*Inserte meme del gallo Claudio* Parece que fue ayer (el 30 de diciembre, para ser exactos) cuando en México comenzó a viralizarse la foto de un sujeto musculoso que recibió la vacuna contra el COVID-19 en el Hospital Militar de la Ciudad de México, quien tuvo a muchos/as buscando conocer su identidad a través de las redes sociales.

Fue gracias a eso que muchos supimos que el sujeto en cuestión se llama Alejandro Silva, un oftalmólogo egresado de la Escuela de Medicina del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, Campus Monterrey, que recibió críticas en internet por recibir una de las primeras dosis contra el COVID-19.

Y es que muchos usuarios comenzaron a cuestionarse por qué a Silva se le aplicó  la vacuna si no está en la primera línea de batalla contra el SARS-CoV-2, cuyos miembros –al estar en contacto con pacientes contagiados– sí deben recibir las primeras vacunas que el gobierno de México adquirió a mediados de diciembre del año pasado.

Posteriormente Alejandro Silva salió a decir que la cuestión con su vacuna no fue nada de corrupción o burocracia, y en realidad se le contempló dentro de las primeras dosis porque él atiende a pacientes de la tercera edad (eso dice), que son el sector poblacional con más riesgo de contagio y mortalidad ante el COVID-19.

Para no hacerla cansada, Silva básicamente dijo que a él le dijeron que se fuera a vacunar y así lo hizo. La cosa es que no sabemos si sus jefes o las autoridades sanitarias también le dijeron que al recibir la dosis ya podía irse de parranda sin seguir las medidas de prevención ante el coronavirus. Algo que el oftalmólogo hizo este fin de semana.

En redes sociales comenzaron a circular fotos y videos que muestra a Alejandro Silva de vacaciones en una playa de México y en compañía de varios amigos, quienes al igual que él no utilizaron cubrebocas y tampoco respetaron la sana distancia. Algo que obvio despertó la ira de casi todo el internet que se le fue encima.

Básicamente pudo haber desperdiciado una dosis de la vacuna contra el COVID-19

La molestia de muchos es porque Alejandro Silva –además de mostrar poca empatía con su gremio que ni las fiestas decembrinas pudo celebrar con su familia–, quizá desperdició una vacuna para el COVID-19 al salir con sus amigos a los destinos turísticos de nuestro país que estos días han sido abarrotados.

Como lo mencionamos anteriormente, la fórmula desarrollada por Pfizer y BioNTech brinda una protección del 95% ante el COVID-19. Al ser administrada en dos dosis, la primera vacuna brinda sólo una protección del 50%, y es por esa razón que el personal médico debe seguir cuidándose hasta recibir la segunda dosis 21 días después. Algo que el oftalmólogo obviamente no hizo.

Hasta el momento el oftalmólogo no ha mencionado nada sobre el tema y sólo se limitó a poner sus redes sociales como privadas. Sin embargo, algo nos dice que su caso será uno del que se hablará toda la semana, pues a muchos cada vez nos queda menos claro el esquema de vacunación que existe en México y cuáles son los protocolos para aplicarlo.

Por: Stephania Carmona / Sopitas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *